Nuestro origen

Hagamos algo de historia

En 1994 se reunieron en Argentina, empresarios de Brasil, Paraguay y Uruguay entre otros y conformaron la Federación que llamaron FESESUR.



Quienes se adhirieron a esta iniciativa interpretaron los tiempos de la globalización económica, que llego para quedarse, acortando distancias y tiempos entre los países. Así fue como se trabajó en la necesidad de intercambiar experiencias, sumándose Chile, Bolivia y Venezuela. Tiempo después, en el año 2001 el gremio se fue consolidando y se incorporaron varios países del continente, tales como Colombia, Ecuador, México y Perú quienes comprendieron la necesidad de trabajar unidos en la defensa de la seguridad privada que cada vez tenia mayor importancia en America latina y del Caribe. Fue así como nació la FEPASEP. Federación Panamericana de Seguridad Privada, el 9 de noviembre de 2001, en Buenos Aires Argentina, ciudad donde se protocolizo su creación, que en la actualidad agrupa la mayoría de países de la región

 

Todo ese volumen federativo encontró perfectamente diferenciado los intereses, y de ese modo, lo que fue regional se desarrolló de modo tal, que quedó incorporado a lo panamericano, despertando el interés de los países centroamericanos que a esta altura de la década mucho tenían que aportar con sus experiencias a la seguridad privada. Así fue como se incorporaron a la institución, integrándose Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Para entonces, en ocasión del II Congreso de la FEPASEP, se decidió la incorporación de una Secretaría Iberoamericana con representación en España para mantener contactos con Europa.

Las características de la organización y de hecho sus Estatutos lo reflejan claramente, hacen que la FEPASEP pretenda un proyecto ambicioso que es el desarrollar una integración comparada entre los bloques regionales y entre los países en sí mismos, de modo tal que la actividad de la seguridad privada no solo se desarrolle formalmente sino que también sea comprendida por las respectivas autoridades como una actividad tan real como legal y que si bien es privada, reviste interés público y por tanto debe ser respetada y apoyada por los distintos gobiernos de nuestros países. Con todos ellos, estaríamos en presencia de un bloque panamericano que a la fecha suman (20) países, probablemente el más importante de las Federaciones intercontinentales.

Los sucesivos Congresos, Seminarios, Foros y encuentros académicos de todo tipo que se fueron realizando con un enorme y exitoso efecto multiplicador, llevó progresivamente a observar factores positivos que hicieron notorio el crecimiento experimentado.

Diez años fueron suficientes para posicionar a la FEPASEP que logró su reconocimiento internacional a punto tal que fue socia fundadora de la WSF., habiendo realizado un Congreso Mundial y habiendo sido seleccionada para organizar un segundo encuentro de esa naturaleza.

Ya ocuparon esa Presidencia los Capítulos Brasil, México, Colombia, Ecuador y Argentina. Es así que en este nuevo período que se inicia, se requiere renovar los esfuerzos para alcanzar nuevos Objetivos, y para ello, se imponen replantear los mismos dándoles las prioridades correspondientes.

Así pues como filosofía de trabajo la FEPASEP apoya incondicionalmente a los Capítulos con inconvenientes derivados de la política y en este orden, estaremos asistiendo a Bolivia que atraviesa serias dificultades sectoriales y posteriormente analizará la de otros países como Ecuador y Venezuela donde la presencia gubernamental intenta asfixiar la actividad empresarial, superando en algunos casos a las propias Cámaras representativas.